El objetivo del Blackjack Surrender es el mismo que el de todas las variaciones del Blackjack, es decir tener una mano mayor que la del repartidor sin puntuar más de 21 puntos, o aún mejor el tener Blackjack. En Blackjack, el As puede contar como 1 u 11, la J, la Q y la K cuentan como 10 y las cartas con números cuentan como su valor nominal. La mano que está conformada por un As y alguna de las cartas con valor de 10 se le llama Blackjack. El Blackjack paga 3:2, lo que significa que si el jugador apostó €10 va a recibir €25.

Al inicio de cada ronda, el jugador recibirá dos cartas cara arriba. Al igual que el jugador, el repartidor recibirá dos cartas, pero únicamente una carta estará destapada. Si esta carta destapada es un As o alguna carta con valor de 10, el repartidor deberá de comprobar si tiene Blackjack. En el caso de no tener Blackjack, será el turno del jugador de jugar su mano.

Si el valor total de las cartas del repartidor es 16 o un número inferior, se deberá repartir más cartas hasta que la suma total sea 17 o más. El repartidor se tiene que plantar, si el valor total de las cartas es 17 o un número mayor. En el caso de que la mano del jugador tenga un valor total mayor a 21 puntos, el repartidor no se debe repartir más cartas.

Opciones del Juego

  • Doblar: luego de que se le hayan repartido las dos cartas al jugador, éste tendrá la opción de doblar su apuesta inicial. Al doblar la apuesta, el jugador recibirá una carta cara arriba y luego la mano quedará plantada. Esto quiere decir que el jugador no tendrá la opción de pedir más cartas.
  • Dividir: si las dos primeras cartas del jugador tienen el mismo valor de puntaje (por ejemplo, dos 3s, dos 10s o dos Ks), tendrá la opción de dividir su mano en dos manos diferentes. Al dividir una mano, deberá colocar una segunda apuesta del mismo valor que la apuesta inicial. Ambas manos serán jugadas de manera normal e independiente, a excepción de haber dividido dos As. Al dividir dos As únicamente se repartirá una carta por As, sin posibilidad de pedir más cartas. En el caso de sacar Blackjack, la mano será considerada como un 21 normal y no como Blackjack. El jugador no podrá dividir nuevamente las manos, pero las apuestas si pueden ser dobladas.
  • Seguro: el seguro es la opción que se le ofrece al jugador con el fin de que se pueda proteger en el caso de que exista posibilidad de que el repartidor tenga Blackjack. El seguro únicamente se ofrece cuando la carta cara arriba del repartidor es un As. Si el jugador decide coger el seguro, deberá pagar la mitad de su apuesta inicial. Si efectivamente el repartidor tiene Blackjack, el jugador ganará la apuesta del seguro la cual paga 2:1. En el caso de que el repartidor no tenga Blackjack, el jugador perderá la apuesta del seguro.
  • Rendir: si ni el repartidor ni el jugador tiene Blackjack, el jugador tendrá la opción de rendir su mano antes de realizar ninguna movida. Al realizar dicha acción, la mano pierde automáticamente pero el jugador recibirá de regreso la mitad de su apuesta original.
  • Empate: cuando el valor total de la mano del jugador y del repartidor es el mismo, se dirá que hay empate. En el caso de haber un empate, el jugador recibirá de regreso su apuesta.